miércoles, 10 de enero de 2018

Ser muy imaginativos y reinventar el periodismo que necesita Cuba



Fot. Juan Carlos Roque.

Así comencé mis palabras: 

HOY NO IBA A DECIR NADA EN LA ASAMBLEA X CONGRESO DE LA UPEC EN SANTIAGO DE CUBA, PERO PENSAMIENTOS INQUIETOS ME OBLIGARON A HACERLO: Muy preocupado por algo que se llama "herencia cultural", "mentalidad dogmática", "viejos esquemas"...

Todo eso en mis razonamientos compartidos públicamente. Habló un colega. Mucho ruido. Entonces trepé al caballo del pensamiento y hablé de generar un periodismo endógeno, nacido de las circunstancias locales; "territorializar el desarrollo del periodismo", desde un nuevo modelo descentralizado, más autonómico, capaz de generar un modelo de gestión económica sostenible, a partir del cobro de la publicidad, la creación de cooperativas no agropecuarias. Las utilidades generadas con eso, ponerlas en función del desarrollo del periodismo local en la esfera tecnológica, la  creación innovadora.

Basé mi intervención en una tetralogía clave: nuevas formas jurídicas, sociológicas, económicas e innovadoras. El periodismo que se hace en lo local necesita crearse modelos de gestión editorial y económica propia, capaces de funcionar sin ser excesivamente protegidos por el Estado de cara a los próximos años, si tenemos en cuenta que  cada vez más la red de emisoras de radio, canales de televisión y corresponsalías, es excesivamente cara sostenerla. Tenemos que crear las condiciones para cuando llegue ese momento, sobrevivir, poder nadar a contracorriente.

También fui claro cuando dije que tenemos la posibilidad ahora de crear nuevos perfiles profesionales, estructurarlos con sus funciones bien descritas; sus formas de pago, el acompañamiento jurídico que debe sostener eso.

Es un momento crucial del periodismo cubano donde  hace falta la mentalidad científica,  para luego dar paso a las formas de implementar resultados en término de políticas. Un error de interpretación(cuestiones hermenéuticas, filológicas), la herencia cultural simbólica, la mentalidad inmóvil; pueden ser factores  que aborten un momento donde la comunicación vertical abre camino a la horizontal y el desarrollo del periodismo cubano se plantea de abajo a arriba. Ojalá y el X Congreso de la Upec pueda profundizar ese cauce; dejarlo hacerse.

Mucha gente, todavía sin conciencia de lo que debe ser cambiado, se alarmó; pero la mayoría estuvo totalmente de acuerdo con la actualidad de mis ideas en los nuevos escenarios, si en verdad nuestro periodismo quiere adaptarse a los tiempos y sobrevivir  la  Revolución digital que con enorme fuerza nos inunda culturalmente. Necesitamos ser muy imaginativos; reinventar el periodismo que necesita Cuba, sin olvidar el cauce libertario y emancipador  que tenemos por raíz.

2 comentarios:

Joel dijo...

"Necesitamos ser muy imaginativos; reinventar el periodismo que necesita Cuba, sin olvidar el cauce libertario y emancipador que tenemos por raíz".Ahí, en esa expresión, está la clave. Y además, no se trata de correr, aunque sí de urgencia, porque junto a las bases jurídicas y los perfiles profesionales, imprescindibles, está el cambio de mentalidad ( no voluntarismo) que debemos generar en quienes ejercemos y gestionamos el periodismo porque, en esta aspiración del perfeccionamiento, por el momento, todos contamos. Sin embargo, aunque no se trate de una competencia en el término meramente deportivo, sí tendremos que llegar y defender a ultranza la competencia profesional, de ahí que nadie debiera detenerse en la espera del momento de la arrancada porque, sencillamente, esa señal ya se dió.

Milagros de los A Vega dijo...

Mi amigo, entendi lo que quieres y de veras te admiro, la preocupacion de perder algo tan importante es no solo logica sino muy real. Te deseo que puedas obtener lo que planteas .Suerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aviso a los lectores de Caracol de agua

Este blog admite juicios diferentes, discrepancias, pero no insultos y ofensas personales. Revise su comentario antes de ponerlo y debatiremos eternamente sobre lo que usted desee. Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.